Escribe Hugo Laplagne

Juan Moreira, gaucho argentino, personaje histórico en el folklore popular. Nacido en Flores (hoy Floresta) en 1829. Hijo de José Custodio Moreira (español), integrante del cuerpo de soldados de Rosas y de doña Ventura de la cual se sabe muy poco.

Era un gaucho trabajador, guitarrero y cantor en Las Matanzas (actual partido de La Matanza)  casado con la paisana más linda de los lugares, Vicenta Andrea, con la que tuvo un hijo llamado con su mismo nombre. Durante  casi 30 años llevo una vida tranquila como todo gaucho del país, trabajador rural con lo cual pudo comprar su propia vivienda, unos ganados y algunas hectáreas de tierras. Era un hombre alto y fornido, de pelo castaño, ojos oscuros y piel rosada.

De sus ahorros le prestó 10000$ al almacenero del pueblo, un tal Sardetti. Luego de un tiempo de no tener respuestas de éste en devolver ese dinero, Moreira, sin papeles que acreditaran la deuda, presentó la denuncia ante el teniente alcalde don Francisco (amigo de Sardetti). Lo castigaron con 48 horas de cepo por falsa denuncia. Moreira indignado le juro a Sardetti una puñalada por cada mil$ de los que le había prestado, promesa que cumplió en el propio almacén de Sardetti, apuñalándolo más de 10 veces. De regreso a su rancho lo esperaban don Francisco y 4 soldados para apresarlo. En el enfrentamiento mato a don francisco y 2 soldados dándose a la fuga. Esa fue la forma en que iba ganando fama en la región, donde muchos gauchos del lugar querían probar destreza desafiándolo a duelo (mato a varios).

Por su fama, Adolfo Alsina lo contrata como guardaespaldas prometiéndole limpiar su nombre. Moreira, para ese tiempo, solo tenía un caballo bayo, un perro llamado cacique, un poncho, un enorme facón de 63 cm y dos trabucos. Siempre dormía a cielo abierto escapando de la policía. Recorrió las ciudades de Navarro, General las Heras, Lobos, 25 de mayo, en donde se enfrentó varias  veces con numerosas partidas policiales saliendo siempre airoso.

Se dice que se había enviciado con el hábito de matar…en abril de 1874 por orden del gobernador de la prov. de Bs. As. Mariano acosta envía 25 hombres de los más experimentados de la policía, rodeándolo en el almacén y pulpería «La Estrella» en la localidad de Lobos. Moreira peleó con todas sus fuerzas, al querer saltar un paredón que lo separaba de su caballo bayo fue herido con la bayoneta del sargento Chirino perforándole el pulmón izquierdo. Sin embargo, logró disparar su trabuco hiriendo en el ojo a Chirino y alcanzó a cortarle 4 dedos. Moreira cayó, logró levantarse nuevamente y herir a otro policía. Después de dos vómitos de sangre cayó muerto, convirtiéndose en una leyenda y popularidad muy conocida. Sus restos se encuentran en el cementerio de lobos, y algunos elementos personales, como dagas poncho, y su cráneo, en el museo Juan Domingo Perón de la misma ciudad.