Cada barrio una asamblea

Compartimos a continuación el volante que estamos repartiendo en diferentes barrios de la Capital. En el siguiente enlace podes imprimir el archivo para repartirlo y forjar la asamblea de tu barrio en cualquier lugar del país: https://1917.com.ar/wp-content/uploads/2020/11/CADA-BARRIO-UNA-ASAMBLEA.pdf

Por varias razones se vienen tiempos movidos. Si bien es verdad que la pandemia es una catástrofe natural impredecible también es cierto que para administrarla los gobiernos de todo el país vaciaron las cajas destinadas a la salud, la educación y la vivienda. En vez de aprovechar la cuarentena para construir hospitales, se la manipuló para subsidiar millonariamente a los grandes empresarios que, a su vez, no pusieron un peso para comprar maquinaria y abrir puestos de trabajo. Se la gastaron toda comprando bonos de la bolsa. Especulando financieramente llevaron a la Argentina a la mayor crisis económica de su historia.

La crisis es mundial, claro. También en aquellos países que no aplicaron cuarentena el PBI se vino abajo. El vaciamiento del sistema de salud ha levantado al pueblo estadounidense como no se ha visto en el último siglo. Ahora, para zafar, quieren que la crisis recaiga sobre nuestras espaldas y antes de que sea efectiva la llegada de la vacuna reabrirán hasta bingos y casinos exponiendo a toda la población al contagio. Los hospitales se saturarán porque están vaciados y, peor todavía, los trabajadores de la salud están agotados pero los aumentos y las licencias no llegan. Lo mismo pasa en las fábricas que no pararon un segundo en todo el año pero las paritarias no llegan al 10% mientras la inflación supera el 40 anual. Para que puedan estudiar no se le ha comprado una computadora a ningún estudiante mientras se presiona a los docentes para que vuelvan ya mismo a la escuela.

Como con la represión en el velorio del Diego, Ciudad, Nación y Provincia se tiran la pelota unos a otros. Pero la realidad es que hace unos meses los tres se sentaban juntos para mostrarse como ejemplo de gobierno y ahora se acaba de resolver que será la cámara de diputados entera la que deberá acordar con el FMI que no preveé más que ataques a los jubilados y recortes todavía más profundos. En Capital pretenderán que paguemos la crisis con aumentos hasta en el uso de tarjeta de crédito. El precio del alquiler crece en todo el país y no hay diferencias cuando se deciden a desalojar a los sin techo como lo hizo Macri en el Indoamericano y Kicillof en Guernica.

Pero los gobernantes también saben que nuestro pueblo nunca se ha quedado dormido y que el 2001 fue hace mucho pero no tanto. Las asambleas populares que enfrentaron la crisis todavía viven en la memoria del pueblo y más temprano que tarde se volverán a despertar. Convocamos a los vecinos trabajadores, estudiantes, argentinos, migrantes y todo aquel que pretenda ponerse al frente de la lucha contra el ataque que intentarán imponerle al pueblo a conformar asambleas populares en cada uno de los barrios del país para así organizar la resistencia y la defensa de nuestros derechos. Solamente movilizados conquistaremos paritarias dignas contra los sueldos de miseria, licencias pagas para los trabajadores de la salud, presupuesto para el refaccionamiento de nuestros barrios y derechos elementales como la aprobación efectiva del aborto legal en el hospital.

lectores@1917.com.ar

Deja una respuesta