Dollar Linked | CER | Una bomba de tiempo

Se denomina dollar linked a los prestamos del Banco Central que ofrecen cobertura cambiaria, es decir, atados a la cotización del dólar. Según la consultora Portfolio, estos fondos representaron movimientos (en pesos) por 17 mil millones en el último mes.

Por su parte, los CER son también préstamos atados a los índices de crecimiento que establezca el poder ejecutivo. Fueron diseñados por Eduardo Duhalde luego de la devaluación del año 2002. Desde el memorándum que los Fernández hicieron aprobar al Congreso Nacional, el régimen de tasas de crecimiento se encuentra supervisado por el Fondo Monetario y los comités de fondos acreedores. Sólamente en los últimos siete días los CER han acumulado movimientos (en pesos) por 18 mil millones. La economía del FMI.

Los bonos MAE y ROFEX son también denominados informalmente como “dólar futuro”. En sólo una semana se movieron (en dólares) siete mil millones. De acuerdo a el informe de El Cronista Comercial, el flujo del mercado argentino es el más acelerado de la historia y duplica al de los mayores momentos de la hiperinflación de 1989.

Sólo la suma de este mercado (oficial) y a la vez paralelo de dólares establecen intereses a pagar por 56 mil millones de dólares, que se suman a los 4300 millones de dólares que el gobierno debe pagarle al FMI en septiembre, el billón de pesos que se pagaron en el año sólo de intereses por LELIQS a los bancos y el billón y medio que ya se adeuda para el próximo semestre en el mismo campo.

La prensa financiera se divide entre vaticinadores de una devaluación en shock, por un lado, y de un default inminente. Los trabajadores no deben dejarse manipular de esta manera.

La devaluación es la política oficial desde la asunción del gobierno de los Fernández y el compromiso a mantenerse en ese campo es la condición de posibilidad de los bonos en dólares futuros que ofrece el central. La misma funciona como una licuación del salario, razón por la cual, coinciden hasta los medios derechistas, la batalla de batallas se juegan en la capacidad del Ministro de Economía de imponer un veto a las paritarias y enfrentar todas las expresiones de lucha correspondientes. Es una olla a presión.

Esto no quita que “el default (la oficialización del no poder afrontar los pagos de deuda) sea inminente”. Si se observa la política que se desarrolla desde el año 2014 en el Banco Central con Axel Kicilof se verá una política de default permanente en el que el vaciamiento de las reservas del tesoro hace las veces de palanca para establecer nuevos préstamos. Aunque con mediaciones bélicas de por medio, es lo que fue a buscar Batakis a Estados Unidos.

Cada nuevo préstamos internacional, resulta en nuevas condiciones de extracción de plusvalía ya sea mediante la aceleración del proceso productivo (como las reformas recientes en las fábricas automotrices), despidos, suspensiones, precarización y tarifazos.

Cuando una avalancha de nieve cae aceleradamente, se lleva puesto todo por delante. Es lo que intenta hacer un gobierno en decadencia.