Holanda | Los reyes no pueden imponer el estado de sitio

Escribe Maxi Laplagne

A esta altura uno podría calcar imágenes de manifestantes europeos de cualquier país de Europa formando barricadas contra la represión policial y por la similitud que manifiesta podría decir que todos representan la misma escena. Y, sin embargo, las movilizaciones que recorren la imponente, mítica e histórica Haya holandesa, sin ser novedad absoluta, aportan un nuevo matiz a la situación internacional.

Hasta fines de noviembre del 2020, los números de casos por coronavirus en Holanda nunca habían superado los quinientos diarios. A su vez, la Unión Europea lo ubicó en el primer lugar de países con menor tasa de desocupación mundial. Para mediados de diciembre, de la mano de la política de reaperturas generalizadas que atravesaban a los gobiernos del mundo, los casos ya llegaban a doce mil diarios y en varias ciudades se hablaba de crisis de desabastecimiento como consecuencia de lock outs impulsados por el mercado agrícola. La llegada de la denominada “cepa inglesa” quintuplicó la velocidad de los contagios. Para la primera quincena de enero, presionado por todos los campos políticos del parlamento, el primer ministro liberal Mark Rutte debió renunciar junto a todo su gabinete y su frente de gobierno conformado por derechistas, socialdemócratas y democristianos. Una semana después, manifestaciones masivas recorren La haya, Amsterdam y Roterdam. Todo esto sin contar que, en julio, tras la huida de Donald Trump de la Casa Blanca con las luces apagadas rodeadas por el movimiento Black Lives Matter más de doscientos mil extranjeros árabes y latinos que denuncian situaciones de semi esclavitud se reunieron frente al palacio real. El abismo internacional gesta movilizaciones y crea movimientos de lucha incluso en sitios donde las tradiciones revolucionarias parecían perdidas con las décadas transcurridas.

La gran prensa internacional se ha lanzado a una campaña desmedida que camina por dos senderos: por un lado, las movilizaciones tendrían el único objetivo de “protestar contra las feroces medidas de restricciones para paliar los efectos de la pandemia” y, por otro, que se trata de “movilizaciones impulsadas por la ultraderecha”. Pero ni una ni otra hipótesis son certeras en abstracto sin ser explayadas en el manto que las recubre. Holanda vive en cuarentena desde el mes de marzo de 2020 y, sin embargo, como sí había pasado en países como Italia, no se habían desarrollado movilizaciones masivas contra el aislamiento, las que sí explotaron cuando el gobierno decreto el estado de sitio que directamente prohíbe la circulación callejera durante tres cuartos del día y en un país, justamente, denunciado por corrupción alrededor de los subsidios que deberían haber ido a parar a manos de inmigrantes para subsistir al aislamiento. Fracasado en la gestión de la pandemia, la república monárquica ahora pretende hacer recaer todo el peso en una población educada históricamente en las libertades civiles, la libertad de prensa y la recreación. La crisis del coronavirus deberá a partir de ahora ser minuciosamente analizada en sus flamantes contradicciones.

Por su parte, la ultra derecha es el único bloque que continúa en el poder luego de la salida del gabinete corrupto y ha conformado un frente de gobierno con la monarquía, la que la prensa intenta colocar como rescate del régimen, difundiendo que se trata de la casa real con mayor imagen positiva del mundo “debido a sus filiaciones progresistas y su simpatía entre la comunidad gay”. Por su parte, el mismo gobierno ha convocado PÚBLICAMENTE a las “barras bravas” de los famosos clubes de fútbol de Holanda a tener permiso para romper la cuarentena “si se dedican al cuidado de la ciudad”. Se trata de patrullas paramilitares armadas para frenar la movilización popular. Voceros de la policía holandesa declararon en todos los medios más importantes del mundo y, en Argentina, lo reprodujo hasta La Nación que “de no cesar esta situación vamos camino a una guerra civil”. En fin, los “jóvenes de entre diecinueve y veinte años” que toman las calles de Holanda conforman un movimiento heterogéneo pero, sobre todo, caracterizado por la desorganización política y social a la que empujó un año de aislamiento. Carentes de una dirección, se cuelan en las movilizaciones consignas derechistas pero lejos (muy) se encuentra la ultra derecha de encabezar este movimiento de lucha que probará su desarrollo en los próximos sucesos. La izquierda en su casi totalidad ha sido cooptada por el régimen que incluyó a los socialistas al parlamento. Una campaña internacional debería enfocarse en convocar a la masa obrera a intervenir en las movilizaciones con reivindicaciones propias que unan objetivos con la juventud movilizada.

Holanda ha sido históricamente el país de la libertad de prensa y la filosofía. La Haya, la única ciudad en que se permitió escribir y difundir sus obras influenciadas por la revolución inglesa a René Descartes. La revolución burguesa en Holanda es la primera en la historia de la sociedad mundial. La sociedad liberal ha sido empujada por el capital hacia un régimen corrupto, centro de los negociados del consumo de drogas y la prostitución bajo el mando de la libertad civil. Para conquistar las libertades políticas, los revolucionarios holandeses hicieron la guerra a la monarquía para expulsarla y conformar el parlamento. Hoy, la conquista de la libertades, claro, implica en primer lugar una campaña científica para erradicar el coronavirus y el estado de sitio impuesto por los reyes se ha demostrado un fracaso para ello. Las contradicciones irán aclarando el panaroma al ritmo que se vea cómo la crisis holandesa de esta semana es un mero episodio de las rebeliones que recorrerán el planeta. El primer ministro, por ejemplo, renunció acusado por la prensa de ser “el Vladimir Putín holandés”.

144 comentarios

Añade el tuyo

Incredible tons of useful material.
best website for essay writing <a href=[Link deleted]to write an essay on poetry writing help for college students

You actually said this fantastically!
safe canadian online pharmacies <a href=[Link deleted]viagra fda approved canadian online pharmacies [Link deleted]

Very good write ups. With thanks.
college admission essay editing services <a href=[Link deleted]to write a personal essay for grad school professional writing service

Helpful content. Regards.
essays on community service <a href="[Link deleted]essay writing service is the best is there a website that writes essays for you

You actually suggested that exceptionally well!
how to write an introduction to an essay <a href="[Link deleted]writing service professional writing services rates

Seriously a lot of fantastic information!
what is the best online essay writing service <a href=[Link deleted]to write a essay best article writing service

Incredible plenty of fantastic advice!
international drug mart canadian pharmacy online store <a href="[Link deleted]pharmacies top best canadian online pharmacy

Perfectly expressed without a doubt! .
buy generic viagra online <a href=[Link deleted]pharmacy no prescription canadian pharmacy generic viagra [Link deleted]

Cheers. A lot of information!
custom essays for cheap <a href=[Link deleted]to write a critical evaluation essay which essay writing service is the best

Deja una respuesta