Huelga general de trabajadores de correos en Brasil

Los trabajadores de 36 sindicatos y dos Federaciones (FINDECT-CTB y FENTECT-CUT) del Correo de Brasil han lanzado una huelga por tiempo indeterminado. La medida fue decidida en Asamblea. La lucha es por aumento salarial (reciben los salarios estatales más bajos), protocolos contra el Covid19 y contra la privatización de la empresa estatal de Correos y Telégrafos. En la negociación de este año, la empresa propuso un reajuste salarial cero y retirar prácticamente todos los derechos gremiales. El Correo estatal ha sido uno de los objetivos del gobierno de Bolsonaro y de sus ministros y la destrucción del convenio colectivo del gremio es el paso para privatizar el Correo. Las negociaciones entre los trabajadores postales y la empresa estatal están estancadas tras el pedido de la estatal de conciliación de emergencia de este martes. El Correo brasileño ocupa a más de 100.000 trabajadores y es la principal empresa de logística del vasto país vecino. El acatamiento a la huelga es superior al 70%.

El acuerdo colectivo del gremio hasta 2021 fue completamente revocado: 70 de 79 cláusulas fueron retiradas, entre ellas el 30% de adicional por riesgo, los 180 días de licencia por maternidad, el auxilio para hijos con necesidades especiales, la indemnización por deceso, las horas nocturnas y extras, entre otros. A estos derechos conquistados Bolsonaro los califica de “privilegios”. Los trabajadores denuncian que, si esto pasa, se verá reducido un 60% el poder de compra del salario. Según trabajadores del sindicato en Brasilia, hay descuentos de 400 reales en salarios que no llegan a 1.700 (G1, 18/8). Los trabajadores denuncian que “todo lo que conquistamos a lo largo de 30 años está queriendo ser retirado” (CorreiodoPovo, 18/8).

En plena pandemia, más de 34.000 trabajadores tuvieron que abandonar el Plan de Salud porque el Tribunal Superior del Trabajo (TST), dispuso que los trabajadores debían cubrir de su bolsillo un 30% del mismo. Aunque fue apelada, los trabajadores denuncian que la medida ya se impuso de hecho. Un sector del sindicato quería esperar la resolución judicial para salir a pelear. Solamente en el Gran San Pablo, ya murieron 31 trabajadores de Correos. En Belo Horizonte, más de 700 trabajadores movilizaron desde la Praça da Estação a la agencia central. En las banderas se leía “Fuera Bolsonaro y todo su Gobierno” y “Las vidas valen más que el lucro”.

Las ganancias o la vida

Durante la pandemia, en Brasil, como en otras partes, los trabajadores del correo fueron declarados personal esencial. En este período, las compran online aumentaron sustancialmente. Los trabajadores denuncian que el gobierno persigue la privatización de la empresa, aunque sea superavitaria.

El sistema de compras online es uno de los elementos clave para Bolsonaro en su intento por reactivar la economía. Según la dirección de Correos, en manos del General Floriano Peixoto, los recortes de gastos del año pasado permitieron un superávit de 600 millones. Este año las entregas aumentaron más de un 25% (Correio, 18/8). Desde la empresa salieron a decir que “las reivindicaciones de Fentect costarían a las arcas de Correos casi 1 billón de reales, dos veces más que el beneficio obtenido en 2019. Se trata de un reclamo imposible”, por lo que la estatal plantea “repensar las concesiones de beneficios que extrapolen la práctica del mercado y la legislación vigente” (G1, 17/8).

Coordinación para derrotar a Bolsonaro

Para vencer, los trabajadores postales plantean la coordinación con otros sindicatos y organizaciones obreras, mediante la unificación de las luchas de Petroleros, Bancarios y Estatales. Los trabajadores del Subte de San Pablo y la huelga de Renault en Paraná conquistaron sus reclamos.

El SINTECT-MG (Minas Gerais) y el Sindicato de Trabajadores del Procesamiento de Datos (SINDADOS / MG) convocaron para el 21 de agosto a todos los sindicatos y organizaciones obreras a participar del Pleno Nacional en Solidaridad con los Correos.

Impulsemos una gran campaña en apoyo a esta enorme Huelga General por tiempo indeterminado de los trabajadores postales hasta conquistar todas sus demandas.

Emiliano Monje
*en politicaobrera.com