Paraguay | Que se vayan todos

Durante las manifestaciones contra el gobierno de Mario Abdo Benítez, miles de manifestantes decidieron acudir al Asociación Nacional Republicana, donde hicieron una protestaron y pidieron "a todos que se fueran" después del anuncio del cambio de cuatro ministros. Los manifestantes se reunieron frente al Congreso Nacional, y luego fueron a la sede del Partido Colorado.

Con la pandemia completamente fuera de control, el el sistema hospitalario de Paraguay se está quedando sin suministros y camas de UTI para pacientes con Covid-19 y otros. Los familiares de los pacientes consiguen sus suministros solo si los compran a precios exorbitantes en el sector privado. Esto incluye hasta suministros básicos, como sedantes, para quien necesite ser intubado. Las familias gastan más $ 400 por día sólo en suministros y medicinas COVID. Muchos tuvieron que vender o alquilar sus propiedadades para pagar facturas médicas.

La corrupción y la especulación descubierta en la atribución de Los contratos del servicio público de salud agravaron la crisis. Empresas vinculadas al partido de gobierno, el Colorado, firmaron contratos que nunca fueron cumplidos. Very importante people.

En las calles, la policía fue derrotada por los manifestantes. Los trabajadores del Hospital de Clínicas de Asunción pidieron el fin de represión o tomarían una acción decisiva. Los agentes de policía mostraron pañuelos blancos para pedir tregua a los manifestantes y aceptar su solicitud de volver al Congreso para iniciar una vigilia. El presidente desplazó a seis ministros pero no logró desmovilizar al pueblo.

La oposición burguesa se propuso capitalizar la solicitud de
Salida de Abdo desde el parlamento, proponiendo un juicio político contra
el Presidente. Pero ya 2019, Benítez logró salvarse de
juicio gracias al apoyo de Cartes, su rival, cuando
se enteró de un acto secreto de compra de energía de
la Empresa Itaipú compartida con Brasil, debajo del
precio actual. La corrupción se mete por todos los poros del régimen paraguayo. La Unión Industrial también está tratando de
aprovechar la crisis y un posible juicio político para imponer su propia agenda: la reapertura de las escuelas y el regreso al trabajo en todos los niveles.

Trabajadores y campesinos de la ciudad y el campo se rebelaron a su manera, como parte de un levantamiento general de todas las clases que van al desastre mediante la gestión capitalista de la pandemia pero aún no se han definido sus propias
banderas y organizaciones. Para lograr que se vayan todos el lema debe ser la huelga
general y el desarrollo de comités de trabajadores campesinos.

1917 | Conceptos centrales extraídos de Boletím Classita