Política de guerra | Estados Unidos sube la tasa de interés

La Reserva Federal de los Estados Unidos acaba de elevar en un 0,75% la tasa de interés que ofrece a las empresas que especulan a partir de su mercado. Obviamente, esto implica un movimiento urgente en los bancos centrales de todo el mundo porque desde la India hasta la Argentina las deudas locales se encuentran dolarizadas.

FED

La política económica de Joe Biden es clara para observar cómo se desarrolla en el resto del planeta. Hace exactamente cuarenta y ocho horas las grandes tecnológicas de los Estados Unidos (que representan poco menos de la mitad del PBI monetizado) anunciaron el cese de contrataciones y una política de austeridad fiscal. Los movimientos económicos de la guerra de la OTAN en Europa han gestado movimientos inéditos en la bolsa estadounidense porque los compradores masivos de bonos que apostaban a “las nuevas tecnologías” han virado hacia las tradicionales industrias agrarias y petroleras. Sin embargo, el crecimiento exponencial de Google y compañía (esta pasó de un capital de 10 mil millones de dólares a casi 100 mil desde el 2010 al 2021*) los ha transformado en capitanes de los movimientos financieros. Es un choque descomunal entre empresas internacionales que se resuelve con tasas de interés bancarias. A su vez, la suba de tasas en Estados Unidos empujará a los bancos europeos que acaban de subirlas, también, pero luego de casi tres décadas. Es una política financiera de guerra.

La suba de tasas va de la mano de una recesión inmediata que elevará la desocupación en los Estados Unidos. Las empresas disuelven su mercado, dejan de producir mercancía pero recuperan y ganan mediante los préstamos estatales. Se trata de una política de expansión en un momento de retroceso. Es una política de subsidios permanente en el momento en que la deuda yankee supera su PBI. Maximizará el hambre mundial.

En el mundo, las deudas nacionales como la argentina hacen las veces de acumulación de las reservas de Wall Street. Ahora bien, las deudas de Wall Street son las bases de la inciativa bélica que despliega Biden en puja por el mercado europeo y asiático.

LA GUERRA

Por el momento, la política de Putin en Ukrania es la masacre del pueblo a la espera de negociar el reparto del nuevo mercado. La guerra  genera tensiones propias en la política norteamericana donde los bloques no son claros, por ejemplo, la de aquellos que gozan de inversiones en China o la misma Rusia.

La suba de tasas es un mero episodio de una crisis de transición del gran capital monopólico que debe destruir fuerzas productivas para centralizar ganancias. Hay dos guerras, la de la OTAN en Ukrania y la del imperialismo contra los trabajadores del mundo. Las medidas de la FED, en Argentina, serán mañana las que agiten por enésima vez las aguas de la City Porteña.