Los trabajadores autoconvocados de salud del Hospital Rincón de los Sauces repudiamos los dichos del señor Guillermo Pereyra, como así también de todos aquellos actores políticos, medios de prensa, referentes sindicales y el gobierno provincial que con sus declaraciones incitan a la violencia y al enfrentamiento entre trabajadores.

Llamar a desalojar y bajar de la ruta a los trabajadores de salud en su mayoría compañeras de la primera línea es un acto de cobardía que anticipa una conducta de ejercicio de la violencia a mujeres, niños/as, vecinos/as que acompañan está lucha violando DDHH básicos fundamentales y poniendo en riesgo la integridad física y psicológica de quienes se encuentran ejerciendo el legítimo derecho a huelga. Consideramos una irresponsabilidad política que quienes dicen representar los intereses de los trabajadores, defiendan los intereses de las corporaciones y las empresas por encima de los pobladores que sostienen a la localidad y el funcionamiento de Vaca Muerta.

Hacemos responsables al señor Omar Gutiérrez y al señor Guillermo Pereyra de lo que pudiera ocurrir sobre la ruta con los trabajadores de Salud. Quienes sostenemos los piquetes somos trabajadores y no vagos y delincuentes cómo se nos ha tildado. Responsabilizamos al gobierno provincial por la situación en la que se encuentran los trabajadores de salud y la salud publica de la Provincia de Neuquén.

Nuestro reconocimiento y agradecimiento a la comunidad de Rincón de los Sauces que acompaña y fortalece la lucha de les trabajadores de salud autoconvocados quienes seguimos firmes en la ruta y los piquetes exigiendo la RECOMPOSICION SALARIAL del 40 % al básico, el pase a planta de los trabajadores eventuales y la terminación de Nuestro Hospital.

Trabajadores Autoconvocados de Salud – Hospital Rincón de los Sauces