VAMOS POR TODO | Aborto legal en el hospital

Volante repartido durante la vigilia frente al Congreso Nacional

Es cierto, nada está dicho. Los votos del Senado se modificarán de acuerdo a la presión que ejerzamos movilizados durante esta jornada para la historia. No bajamos los brazos hasta que sea ley.

Pero, esta vez, PODEMOS GANAR. Será la victoria de una generación de luchadores que, a fuerza de militancia, ha logrado poner en cuestión la cultura medieval en la que fue educado el pueblo argentino.

Si ganamos, ni la iglesia ni las clínicas se quedarán de brazos cruzados. Apelarán al Código Civil que defiende la “existencia de vida desde el vientre” e intentarán colocar a la Corte Suprema como árbitro de los derechos de las mujeres. La lucha recién empieza.

El proyecto de ley incluye la objeción de conciencia. Así, el hospital más importante de Salta ya ha dicho que en su institución no se realizarán abortos. Vamos camino a un enfrentamiento directo contra quienes dicen defender su consciencia retrógrada. Por su parte, se acaban de incorporar al proyecto límites que hoy no existen a los abortos no punibles luego de la semana catorce.

No obviamos que hoy mismo (¡!) se ha votado lo que será con el tiempo un saqueo histórico a los jubilados. Mientras la inflación crece sin parar, los salarios no estarán atados a los precios ni de los alimentos ni de los medicamentos. Abajo la reforma previsional.

Mientras en el Congreso haremos un esfuerzo descomunal con el barbijo puesto y treinta grados de temperatura, en el Puerto del Paraná los obreros llevan quince días de paro exigiendo salarios dignos. Juntos le mostramos al mundo el método de la lucha que lleva a la victoria: la huelga, el salir a la calle, los piquetes, las barricadas, tomas de tierras y de fábricas.

Los abortos deberán ser realizados en hospitales públicos, donde residentes cobran veinte mil pesos por mes, enfermeros trabajan catorce horas por día y, en general, los trabajadores de la salud han sufrido cientos de muertos por COVID. Es urgente una partida presupuestaria extraordinaria para la salud pública, lo que se contrapone al presupuesto votado para el 2021.

La legalización del aborto abre el camino a ir por todos los derechos femeninos, desde guarderías públicas para la crianza de nuestros hijos hasta centros integrales de asistencia contra la violencia en cada barrio.

Argentina se transformaría en el segundo país de América Latina con el aborto legalizado. Nuestro movimiento se transformará en un tsunami que recorrerá todo el continente, un golpe en el corazón de Piñera y Bolsonaro.

SERÁ LEY

Comité de Redacción de 1917

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *